sábado, 30 de octubre de 2010

Vacio Bipolar

Ahora el cielo no brilla y el sol no me ilumina,  siento en el alma un abrumador sentido de vacio. En este momento el sonido mudo que hay en mis oídos es música de angustia y desesperación, quiero trazar una línea que me apunte en la correcta dirección, pero solo logro trazar curvas y semicírculos que me llevan al mismo lugar. Un lugar donde el pasado parece no ser lo que fue y las segundas oportunidades son esferas de piedra que fueron talladas para no volver jamás.

La noche se hace eterna, por no sentir la sabana de esa piel, sabana que solía protegerme de los fantasmas de la vida y los accidentes del pasado. Ahora todo parece fue un accidente y no hay mas culpables,  no otros mas que el ser de mi reflejo y la alfombra de mi sombra.

Durante el día contengo la lluvia con una mano en el cielo, es mucho trabajo y en el espejo veo gotas del cielo caer. Gotas amargas de recuerdos tormentosos, y de saber que ya no hay nada que al respecto se pueda hacer.

Muchos dicen la vida continua pero hoy solo veo un camino en construcción, las obras se suspenden por la ausencia de sus manos, y la obra termina cuando no hay camino que recorrer. Parece oscuro, parece interminable, pero el vacio no es otra opción mas que lo que pretende ser la única solución.  Un salto me llevó alto y hoy un salto es lo que me va a traer de vuelta.

Trazo líneas pero siguen pareciendo círculos y semiesferas y  siempre regreso al inicio por que dentro de todo fue lo mejor.  Consulto cada cartelera y la película solo apunta múltiples fotogramas de ilusión, revivo una escena y procuro buscar una solución, pero sé es tarde mas la película ya se filmo.  Malditos artistas de mascaras multicolores que se tornan gris.  Pido desnuden sus almas y me dejen ver eso que sienten en si, corramos desnudos y revelemos al universo que esto no paso solo por que sí….

Pido alguien traiga una cuchilla y toda esta mala hierba saquen de mi, no es un pedido de auxilio ni un grito de exilio solo una orden por que la locura de mi ser choca una y otra vez con la misma pared. 

No importa el camino ni lo que quiera el destino, lo que en verdad importa es lo que yo le pido…. Pero por tanto pedir ahora mi corazón no tiene a quien consentir…  Pedí y pedí pero nunca ofrecí y si lo hice nunca entendí que esa otra persona solo quería un descanso de mi… Maldita enfermedad me contagié de ti, yo nunca lo pedí, ni siquiera me di cuenta cuando estaba dentro de mi, ahora la venda cae y las tinieblas rosas se tornan claras, es por fin que me doy cuenta de que mi corazón esta lleno de dagas y de malditas llagas….

Hoy todavía te tengo frente a mi y se que es hora de partir, ni importa cuantas veces insistí solo sé que hoy me voy no por mi, lo hago por que sin palabras ni murmullos puedo ver que es lo que me va a hacer vivir, los recuerdos de tu ausencia hoy no son mas que sabores en mi lengua, sabores que no pruebo pero saltan en mi paladar como malditas gotas de aceite en un sinfín bailar….

Mi piel esta inversa y mi corazón expuesto, estoy tonto y loco por resistir, pedir y todo lo que sea necesario poder decir, sin embargo no son solo cosas que en este momento solo quedan por escribir si no que me dicen que tu respuesta a mi confusión es desistir… Alguien tiene que ceder y vos no SOS así, yo puedo ceder pero es tarde por que tu locura se mesclo en la eterna frivolidad de ya no poder compartir, compartir esa locura y con migo una eternidad vivir…

Esta bien amigo ya sé es mi hora de partir….
 by Rafael Ed. Rodriguez Bolaños

1 comentario:

Leandro Sebastian dijo...

Me gustó lo que escribiste. Roza mucho con lo literario, las metáforas aparecen todo el tiempo (con ganas de describir con perfección que es lo que te sucede), pero obvio, no es lo mismo. Lo que se siente se siente, y no hay otra.
Está bueno ensieroooo.